Viernes Santo bajo imposiciones de la pandemia

Los cristianos en Tierra Santa celebraban el Viernes Santo en medio de indicios de que la pandemia de Coronavirus está remitiendo, con los lugares de culto abiertos, pero sin las multitudinarias peregrinaciones propias de la Semana Santa previa a la Pascua.

El virus sigue azotando el mundo y los países de mayoría cristiana, donde los fieles pasarán por segundo año consecutiva una Semana Santa marcada por restricciones al movimiento para frenar los brotes causados por variantes más contagiosas.

El año pasado, con Jerusalén bajo un estricto confinamiento, pequeños grupos de sacerdotes celebraron los ritos propios de esta época a puertas cerradas, y las restricciones se mantienen en estos lugares donde decenas de miles de peregrinos suelen visitar los lugares sagrados de la cuidad.

Este año, monjes franciscanos ataviados con sus características túnicas marrones condujeron a cientos de fieles por la Vía Dolorosa, repitiendo lo que según la tradición fueron los últimos pasos de Jesús, mientras recitaban oraciones a través de altavoces en las estaciones del via crucis. Otro grupo llevaba una cruz de madera por la ruta que atraviesa la Ciudad Vieja, entonando himnos y deteniéndose para orar.

La iglesia del Santo Sepulcro, construida en el lugar en el que los cristianos creen que Jesús fue crucificado, murió y resucitó de entre los muertos, está abierta a visitantes, que deben llevar mascarilla y guardar la distancia de seguridad.

El papa Francisco comenzó el Viernes Santo visitando el centro de vacunación contra el COVID-19 del Vaticano donde, en la última semana, los voluntarios han administrado unas 1.200 dosis del fármaco desarrollado por Pfizer y BioNTech a personas pobres y desfavorecidas de Roma.

Francisco, con mascarilla, posó con algunos de los voluntarios y de los receptores de la vacuna en la sala de audiencias del Vaticano.

Más tarde en el día, el pontífice presidirá la procesión del via crucis por una Plaza de San Pedro casi vacía, un acto que sustituirá al popular rito de la luz de las antorchas en el Coliseo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *