Ventas en Comercios tuvieron un repunte récord en mayo luego de caer en picada por la cuarentena

Las ventas minoristas nacionales se recuperaron en mayo en momentos que miles de comercios y restaurantes reabrieron después de que se levantaron los cierres por la cuarentena, impulsadas además por los cheques de estímulo federal y reembolsos de impuestos.  

Muchas de las tiendas y restaurantes que recibieron a los clientes el mes pasado lo hicieron con menos empleados, lo que refleja un panorama minorista alterado y una mala señal para la economía que intenta recuperarse de los efectos de la pandemia.

Las ventas totales, que incluyen compras en tiendas y en línea, así como el dinero gastado en bares y restaurantes, aumentaron un 17,7 por ciento en mayo respecto al mes anterior, dijo el martes el Departamento de Comercio. Eso siguió a una caída del 14.7 por ciento en abril, la mayor disminución mensual en casi tres décadas de mantenimiento de registros.

El aumento en mayo es el aumento mensual más grande registrado, pero la industria minorista no está cerca de la normalidad. Las ventas totales  cayeron un 8 por ciento desde febrero, y algunas categorías, como la ropa, bajaron hasta un 63 por ciento respecto al año anterior.

Después de más de un mes de cuarentena, Mayo trajo el reinicio del comercio minorista en la mayor parte del país, y las principales cadenas como Macy’s y Gap reabrieron cientos de tiendas. Algunos restaurantes que cerraron o cambiaron su negocio por la entrega y la recogida también reabrieron sus salones.

El aumento de las ventas también fue impulsado por el clima cálido, y por una sensación de alivio después de semanas de encierro en casa y el optimismo de algunos de que lo peor de la pandemia podría haber pasado. Pero también se vieron favorecidas por el dinero de estímulo, un total de $ 1.200 por destinatario, más $ 500 por niño, que no estarán en los próximos meses, sin indicios de que el Congreso tenga la intención de pasar otra ronda de asistencia.

“Creo que gran parte (en la explosión de gastos) es fatiga de encierro”, dijo Beth Ann Bovino, economista jefe de Estados Unidos en S&P Global, en The New York Times. “Aunque es mejor no dejarse engañar por esta gran ganancia. Todavía tenemos un largo camino por recorrer para reparar la economía”, advirtió.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *