Uno de los primeros cruceros que sale al Caribe tuvo que cancelar su viaje por contagios de Coronavirus

seadream.com

Uno de los primeros cruceros en navegar por las aguas del Caribe desde que la pandemia obligó a suspender viajes, debió poner fin a su itinerario luego de que por lo menos cinco pasajeros dieron positivo al COVID-19, informaron el jueves las autoridades.

El SeaDream I lleva a 66 miembros de la tripulación y unos 50 pasajeros, en su mayoría estadounidenses, de acuerdo con Sue Bryant, quien está a bordo de la embarcación y es editora de viajes para los periódicos británicos The Times y The Sunday Times.

Bryant comentó a la agencia de noticias The Associated Press que un pasajero enfermó el miércoles, por lo que el crucero se vio obligado a regresar a Barbados, de donde había zarpado el sábado. Sin embargo, la embarcación aún no había atracado en Barbados debido a que las autoridades locales realizaban pruebas de coronavirus a aquellos a bordo. Añadió que fue el capitán quien anunció que por lo menos cinco pasajeros habían dado positivo.

El incidente marcó la primera travesía del SeaDream desde que empezó la pandemia. Estaba programado que la embarcación regresara a Barbados el sábado, de acuerdo con el itinerario publicado en internet. El crucero había hecho varias paradas en San Vicente y las Granadinas antes de regresar.

SeaDream Yacht Club, la empresa matriz del crucero y con sede en Noruega, no informó cuántos pasajeros arrojaron positivos en la primera ronda de pruebas.

“Nos sentíamos muy seguros”, dijo Bryant, quien añadió que la nave había implementado estrictos protocolos de higiene. “Sin embargo, de alguna manera el COVID logró colarse a bordo”.

SeaDream dijo que el personal médico del crucero ha realizado pruebas de coronavirus a todos los miembros de la tripulación y que todos dieron negativo. La compañía también señaló que actualmente se realizan nuevos análisis de diagnósticos a todos los pasajeros, que se encuentran en cuarentena junto con miembros no esenciales de la tripulación.

En marzo pasado se suspendió la actividad de los cruceros a causa de la crisis sanitaria y esto ha representado una pérdida de 7 mil millones de dólares para la industria asociada al puerto de Miami.

Cuando la pandemia del Covid-19 empezó a esparcirse por el mundo, los cruceros se vieron seriamente afectados, muchos de ellos estuvieron en problemas mientras estaban en pleno trayecto a diferentes destinos.