Una tormenta de nieve tiene bloqueada a Madrid y deja miles de personas encerradas en sus autos

Una histórica tormenta invernal denominada “Filomena” ha desatado una pesadilla de nieve en Madrid: ciudadanos atrapados toda la noche en sus coches, centenares de árboles caídos, riesgo de desprendimiento en edificios, calles bloqueadas, servicios de emergencia que no pueden moverse y personal esencial que no puede acudir a sus puestos de trabajo en plena pandemia.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a los ciudadanos que no salgan de sus casas por una situación que ha calificado de “muy grave” en la mayor nevada en medio siglo, que tiene cerrados aeropuertos y vuelos cancelados en gran parte del país.

El viernes en Madrid se vieron imágenes surrealistas, como un individuo en un trineo tirado por perros circulando por la calle, esquiadores en la Puerta del Sol y en la Gran Vía o guerras de bolas en Callao, pero según se iba intensificando la nevada a lo largo de la tarde, todo fue empeorando por minutos, con miles de personas bloqueadas en sus coches, que están siendo rescatadas por militares.

Las previsiones apuntan a que va a seguir nevando en el centro y este del país donde la tormenta ya deja tres víctimas mortales. Una pareja falleció tras quedar atrapada en su vehículo arrastrado por una corriente de agua y nieve en Málaga, y un indigente murió por frío en Zaragoza.

El servicio de meteorología dijo que se acumularían hasta 20 centímetros de nieve y hasta 50 centímetros en zonas montañosas. Se pronostica que la tormenta Filomena se debilitará y se desplazará hacia el noreste el domingo.