Una nueva ola de hielo y nieve amenaza el sur de Estados Unidos mientras en Miami temperaturas se pronostican elevadas

Una nueva andanada de hielo y nieve se espera en regiones del sur de Estados Unidos que han sido duramente castigadas por históricas tormentas invernales que dejan ya unos 30 muertos y millones de personas sin electricidad desde hace días, una situacion agravada por las condiciones que impone la pandemia de coronavirus.

Numerosas cuadrillas de trabajadores se apresuraban este jueves a restaurar la electricidad a casi 3,4 millones de usuarios en Estados Unidos que continuaban sin energía por el paso de tormentas invernales.

La ola de frío y tormentas invernales no se ha sentido en Miami donde las temperaturas se han mantenido en torno a los 70 F, y con máximas que se esperan los próximos días por encima de los 80F.

Se prevé que el nuevo frente de tormentas acarree más caos y penurias en estados no acostumbrados a un clima tan gélido, a decir: partes de Texas, Arkansas y los ubicados en el Valle del Bajo Mississippi.

“La miseria no da tregua a la gente en la zona”, dijo Bob Oravec, principal meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología, en referencia a Texas.

Se prevé que el sistema se desplace este jueves hacia el noreste del país. Más de 100 millones de personas viven en zonas en las que está vigente algún tipo de alerta de clima invernal, según el servicio meteorológico.

Al menos 30 personas han fallecido esta semana debido al clima extremo, algunas cuando intentaban calentarse dentro de sus casas. En la zona metropolitana de Houston, una familia sucumbió debido al monóxido de carbono del escape de un vehículo en su cochera. Otras perecieron cuando utilizaban una chimenea para calentarse.

Temperaturas históricas bajas se registraron en diversas ciudades. Los científicos aseguran que el vórtice polar, un patrón climático que ordinariamente se mantiene en el Ártico, se está ampliando hacia latitudes más bajas y durante más tiempo, y que el calentamiento global causado por el hombre es parcialmente responsable.