Sigue abierta la disputa por la Casa Blanca: Biden más cerca de lograr los electores, pero Trump advierte que dará pelea

En un día de gran incertidumbre electoral y medidas jurídicas, Joe Biden se adelantaba en el conteo de electores tras ganar Wisconsin el miércoles, reduciendo las posibilidades de reelección del presidente Donald Trump.

Veinticuatro horas después del día de las elecciones, ningún candidato había conseguido aún los 270 votos electorales que necesita para ganar la presidencia. Los márgenes seguían apretados en estados sumamente disputados, incluidos Michigan y Pensilvania. Pero la victoria de Biden en Wisconsin se alzaba como un paso importante hacia la Casa Blanca.

La campaña de Trump solicitó un recuento de votos en Wisconsin. Históricamente, tras un recuento, los resultados en Wisconsin han cambiado por apenas unos cientos de votos. Biden ganó por 0,624 puntos porcentuales de las casi 3,3 millones de papeletas contabilizadas.

De momento no estaba claro cuándo o qué tan rápido se podría declarar al ganador de los comicios nacionales tras una larga y enconada campaña electoral dominada por la pandemia de coronavirus y los estragos que tuvo sobre los estadounidenses y la economía del país.

Luego de ganar en Wisconsin, Biden tenía 248 votos electorales, a 22 de distancia de los 270 que necesita para obtener la presidencia. El exvicepresidente tenía varias combinaciones posibles de estados importantes para conquistar la victoria. Por ejemplo, la combinación de Nevada con Michigan o con Georgia le daría precisamente 270.

El director de campaña de Trump, Bill Stepien, dijo que el presidente solicitaría formalmente un recuento en Wisconsin, alegando “irregularidades” en varios condados. Y la campaña señaló que iba a interponer demandas en Michigan y Pensilvania para suspender el conteo de votos con base en que no se le dio el acceso adecuado para observar el proceso.

Al mismo tiempo, cientos de miles de votos seguían siendo contabilizados en Pensilvania, y la campaña de Trump dijo que iba a tomar acciones para intervenir en el litigio existente en la Corte Suprema sobre el conteo de votos por correo en ese estado.