Senado estadounidense aprueba gigantesco paquete de ayuda económica que incluye cheques para personas y familias

Senadores exhaustos aprobaron por estrecha mayoría el sábado un paquete de rescate de 1,9 billones de dólares, que incluye ayudas economicas para personas, familias, empresas, escuelas y sectores de salud, entre otros, y busca sacar al país del estancamiento económico causado por la pandemia.

Tras trabajar durante toda la noche sobre una montaña de enmiendas los senadores aprobaron el paquete por 50 votos contra 49. Con ello está allanado el camino para que la Cámara de Representantes termine de aprobar el paquete la semana entrante y lo envíe al presidente Joe Biden para su firma.

El enorme paquete, equivalente a casi la décima parte de toda la economía estadounidense, es la prioridad de Joe Biden en el inicio de su presidencia. Es su plan para enfrentar el virus letal y la economía desfalleciente, la doble crisis que aqueja al país desde hace un año.

La iniciativa incluye pagos directos de 1.400 dólares para casi todos los estadounidenses, prestaciones prolongadas para los desempleados y mucho dinero asignado a vacunas y tests contra el COVID-19, los estados y las ciudades, las escuelas, las industrias debilitadas, además de exenciones impositivas para ayudar a personas de menores ingresos, familias con hijos y consumidores de seguros de salud.

Pero la medida sufrió largas demoras a medida que los demócratas buscaban acuerdos y enmiendas de última hora para responder a los reclamos de sus facciones enfrentadas conservadora y progresista.

Biden destacó que el informe de desempleo publicado el viernes reflejó la contratación de 379.000 personas, un resultado inesperadamente sólido. Pero sigue siendo poco comparado con los 10 millones de empleos que se destruyeron desde el inicio de la pandemia hace un año.