Se enamoró del océano y la vida submarina en Key Biscayne, y hoy filma escenas de una nueva serie de Avatar: el largo viaje del genial fotógrafo Peter Zuccarini

Peter Zuccarini (segundo desde la derecha) y su equipo en Malta, mientras filmaban la serie Foundation para Apple TV.

ENGLISH VERSION

Susan Dellert / Especial para Islander News

Peter Zuccarini, un genial fotógrafo de vida submarina comenzó a descubrir su pasión por el mar y sus criaturas cuando crecía como un niño más en Key Biscayne y sus playas. Actualmente, este artista de la imagen participa en varios proyectos cinematográficos importantes, uno de ellos en una nueva serie de Avatar en el mundo submarino.

El trabajo en esta serie de secuelas de Avatar se reinició en octubre pasado después de varios meses de cierre relacionado con COVID-19. La primera de las cuatro secuelas previstas está actualmente programada para su lanzamiento en diciembre de 2022.

Cuando se le preguntó si su fotografía submarina tenía alguna influencia en las criaturas que se ven en Avatar, dijo: “Es gracioso porque Jim Cameron me estaba diciendo que le preocupaba que hubiéramos gastado algunas de las mejores criaturas marinas en las escenas de la selva tropical” en el primer Avatar. Le dije que no se preocupara, tenemos muchas más experiencias acuáticas geniales para el nuevo, en el mundo submarino “.

Otro proyecto en el que está trabajando Zuccarini es una serie de ciencia ficción para Apple TV llamada Foundation, que se está filmando en Malta y se basa en una historia de Isaac Asimov sobre un planeta acuático.

Cuando no está viajando por el mundo filmando películas, Zuccarini está en su casa en Key Biscayne con su esposa, Camila Holguin, sus gemelos de 15 años, Finn y Kai, y su hijo de 10 años, Teo.

Cuando se le preguntó si sus hijos eran entusiastas del agua como su padre, dijo: “Los gemelos tienen un poco de miedo de ir al océano con los tiburones supuestamente peligrosos. Finn está más interesado en volar drones, y Kai prefiere leer al respecto. Pero Teo es el más entusiasta. Lo he llevado a bucear en mi espalda con tiburones tigre y tiburones martillo, y le encanta “.

Reflexionando más sobre esta obvia fascinación por la naturaleza y la ecología, Zuccarini dijo que siempre apunta a llamar la atención sobre algo ambiental en su trabajo.

“Cuento imágenes inspiradoras de la vida silvestre en una película que muestra animales raros o inusuales”, dijo. “Y al menos una o dos veces al año trato de hacer una película de tipo documental como este proyecto de arrecife, para intentar ser una voz para los animales”.

Zuccarini esta colaborando actualmente con la Universidad de Miami en un proyecto llamado Rescue a Reef, dirigido por el Dr. Diego Lirman, profesor asociado de biología y ecología marina en Rosentiel School of Maritime and Atmospheric Science (RSMAS), que intenta capturar en arrecifes frente a Key Biscayne los gametos de la primera reproducción exitosa de corales reintroducidos.

Reflexionando sobre su vida mientras crecía en Key Biscayne, Peter dijo que la isla “no se parecía en nada a lo que es hoy, en lo que respecta al valor de las propiedades y la población. Era más natural y poco desarrollado “.

En la década de 1960, dijo, Coral Gables tenia un mayor atractivo inmobiliario, pero su madre pensó que Key Biscayne era más deseable debido al acceso inmediato a la playa, por lo que la familia se mudó aquí en 1967, cuando él solo tenía un año.

La playa se convirtió en el patio de juego y descubrimientos de Zuccarini y su hermano, proporcionándoles su primera exposición a la abundancia natural de la zona. “Mi hermano Paul y yo caminábamos por el malecón junto a la bahía y veíamos cantidad de langostas y enormes cardúmenes de mero. El agua estaba tan limpia y clara. Uno de mis primeros recuerdos en la playa es cuando agarrábamos algas y las agitábamos en un balde para ver qué criaturas caían “.

“Mirando hacia atrás”, continuó, “creo que estaba empezando a darme cuenta de que en lugar de atrapar peces con arpón o con un anzuelo, era mejor capturarlos en una película”.

Cuando tenía 10 años, Zuccarini cortaba césped y ganó suficiente dinero para comprar su primera cámara subacuática, una PentaxK1000 en una carcasa de Ikelite. “Algunas de mis primeras fotografías submarinas fueron de los arrecifes en Key Biscayne, donde veíamos pargos de manglares y gallinetas”.

Pronto, Zuccarini comenzó a leer todos los libros que pudo encontrar para aprender sobre tecnología de cámaras y lentes, lo que lo llevó a interesarse por la fotografía cinematográfica.

“Teníamos la cámara de cine Super 8 mm de mi padre y mi hermano y yo hacíamos películas con ella”, dijo. “Recuerdo una vez que vimos a mi papá usando una lavadora a presión y la tomamos y la usamos para simular los efectos de un huracán …”

Más tarde, tuvieron la brillante idea de poner una cámara de cine en una pecera de 20 galones y sumergirla hasta la mitad en el agua para filmar la vida submarina en aguas poco profundas.

Después de graduarse de Coral Gables Senior High, Zuccarini fue a la Universidad de Brown, donde finalmente tomó una clase de fotografía que le encantaba. “Lo disfruté tanto que cambié mi especialidad y comencé a estudiar cine. La escuela pasó de tener que trabajar en eso a ser divertido ”, continuó. “Encontré mi pasión con el rodaje”.

Uno de sus primeros trabajos mientras estaba en Brown fue una tarea fascinante de su profesora de cine, Leslie Thornton. “Fuimos a Marruecos y fui el director de fotografía de un documental sobre Isabelle Eberhardt”. Eberhardt fue una exploradora y una feminista temprana, que en 1897 se disfrazó de hombre para viajar con los beduinos.

Cuando estaba en casa durante las vacaciones de verano en 1986, lo contrataron como pasante de cámara en una película llamada Midnight Crossing en Miami. Su siguiente trabajo cinematográfico fue como asistente de cámara en la película de James Bond License to Kill en Key West, con el que inicia su recorrido en grandes proyectos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *