Una tradición de 160 años suspendida: Santa Claus no estará en Macy’s de New York

Santa Claus no estará recibiendo a niños y preguntándoles qué quieren para Navidad este año en la célebre tienda Macy’s de Nueva York debido a la pandemia, interrumpiendo una tradición festiva que se remonta a 160 años.

Más de un cuarto de millón de niños acuden a la tienda Macy’s de Nueva York cada año, dijo la compañía, algo riesgoso en tiempos de coronavirus. Para poder sentar a los pequeños sobre las rodillas del icónico viejito de barba blanca, la gente tiene que atravesar un amplio departamento decorado con árboles de Navidad, trenes de juguete y duendes con uniforme verde.

Pero la decisión de Macy’s difiere de la de los grandes centros comerciales, que han decidido permitirle a los niños visitar a Santa, pero manteniéndose a dos metros de distancia.

Macy’s ha usado a Santa Claus para atraer multitudes a su tienda en Nueva York desde la década de 1860, tanto así que solía promocionarse como “El Hogar de Santa Claus”, y en la película “Miracle on 34th Street” (1947) una niña llega a conocer al verdadero Santa Claus precisamente en esa tienda.

Aun así, Macy’s ofrecerá algo de la experiencia de acompañar a Santa a fines de noviembre, pero por internet. Habrá un portal en el que las familias podrán jugar juegos, ver fotos del taller de juguetes y tomarse un foto con Santa.

“Mover la experiencia a una plataforma virtual logrará llevar la magia de Santa Claus a niños de todas las edades este año”, afirmó Macy’s en un comunicado.