Quinta noche de protestas en Madrid y Barcelona por encarcelamiento de un rapero

Las autoridades españolas se preparaban el sábado para una quinta noche de protestas contra el encarcelamiento de un rapero por haber insultado a la monarquía y elogiado la violencia terrorista en su música.

Los organizadores convocaron a manifestaciones en Madrid y en Barcelona, donde las protestas de los últimos días incluyeron choques con la policía, daños a la propiedad y saqueos.

Hay alrededor de 80 detenidos, cuatro de ellos el viernes por la noche, y un centenar de heridos desde el arresto del rapero Pablo Hasél el martes en la ciudad norteña de Lleida para que cumpla una condena de nueve meses de prisión.

Los desórdenes aparentemente son provocados por un grupo marginal de jóvenes que constituyen una pequeña proporción de los miles de participantes en las marchas de apoyo a Hasél y contra las leyes bajo las cuales lo han condenado.

La policía de Cataluña, en la zona aledaña a Barcelona, ha informado de tres ataques a cuarteles policiales. Los manifestantes irrumpieron en oficinas bancarias en el centro de Barcelona, quemaron contenedores de basura y saquearon una tienda de artículos deportivos el viernes por la noche.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, exhortó a mantener la calma.

“Defender la libertad de expresión no justifica en ningún caso la destrucción de la propiedad, asustar a nuestros conciudadanos y dañar negocios ya afectados por la crisis” causada por la pandemia, dijo Colau.