Primera vacuna de una sola aplicación: Johnson & Johnson pide una autorización de emergencia en Estados Unidos

Johnson & Johnson solicitó el jueves a reguladores estadounidenses que otorguen una autorización de emergencia a la primera vacuna contra el COVID-19 de una sola aplicación, una opción de uso más sencillo que podría ayudar a solucionar los problemas de escasez.

La vacuna de J&J demostró ser segura y ofrecer una fuerte protección en contra de casos moderados y severos de COVID-19, según resultados preliminares de un enorme ensayo internacional.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha solicitado a sus asesores independientes que debatan públicamente todos los datos en torno a la vacuna de una sola aplicación — de la misma forma en que se analizó minuciosamente a sus competidores — antes de decidir si otorgan aprobación a una tercera opción de vacunación en Estados Unidos.

El doctor Peter Marks, director de vacunas de la FDA, pidió evitar las comparaciones de eficacia con las vacunas de dos dosis ya aprobadas, antes de contar con toda la evidencia.

“Con toda la necesidad que tenemos de controlar esta pandemia, creo que no podemos ignorar ninguna herramienta”, dijo Marks a la Asociación Médica de Estados Unidos la semana pasada. “Tendremos que realizar el mejor trabajo para intentar asegurarnos que las poblaciones se beneficien de estas vacunas y desplegarlas de la manera más efectiva”.