Por dos mujeres disfrazadas de ancianas, descubren irregularidades y trampas para obtener vacunas en Florida

Policías y autoridades sanitarias de Florida están investigando las irregularidades que se producen en el estado para lograr citas y obtener vacunas por parte de personas que no están en grupos de prioridad.

Las pesquisas se iniciaron luego que dos mujeres se disfrazaron de ancianas para aparentar más edad con el fin de que las vacunaran en Orlando tras haber obtenido de forma irregular una primera dosis, informaron autoridades.

El doctor Raul Pino, funcionario estatal de salud en el condado Orange — donde se ubica Orlando —, dijo que las mujeres se disfrazaron con gorros, guantes y anteojos.

Michelle Guido, portavoz de la policía, declaró al periódico Orlando Sentinel que las mujeres alteraron su año de nacimiento a la hora de registrarse para recibir su vacuna con el fin de evadir al sistema estatal, que le da prioridad a la gente de 65 años o más. Aparentemente ya habían recibido la primera dosis, pero se desconoce dónde.

“Sus nombres coincidían con los de su registro, pero no sus fechas de nacimiento”, le dijo Guido al periódico.

Funcionarios del Departamento de Salud le pidieron a los agentes que emitieran advertencias por entrada no autorizada.

En un video proporcionado por la policía del condado Orange se escucha a un agente decir: “Ustedes le han robado una vacuna a alguien que la necesita más que ustedes”.

Guido dijo que, debido a la advertencia, ya no pueden volver al centro de convenciones -donde se aplican las vacunas- por ninguna razón, incluyendo hacerse una prueba de COVID-19, asistir a una convención o un espectáculo. Si regresan, podrían ser arrestadas.

La investigación del Departamento de Salud intentará determinar dónde fueron vacunadas previamente y cómo lograron concertar una cita, señaló Pino, y añadió que el departamento de salud “intenta dilucidar si hay cualquier resquicio legal en el proceso” que este permitiendo a la gente hacer trampas para lograr vacunarse.