Organización Mundial de la Salud advierte a los países ricos que no acaparen las vacunas y permitan inmunizar también a países pobres

La mayoría de los países que han accedido a las vacunas contra el Covid son naciones ricas en el mundo y están ofreciendo a los fabricantes pagar más altas sumas de dinero para que les sigan suministrando dosis en desmedro de otras naciones con menos poder económico.

“De los 42 países que han empezado a vacunar [contra Covid], 36 son ricos y seis son de nivel medio-alto”, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien añadió: “Que esta situación va a peor porque hay países que están buscando nuevos acuerdos [con los fabricantes] ofreciéndose a pagar más. Esto pone en riesgo nuestro compromiso de garantizar un acceso equitativo. Tenemos que actuar para conseguirlo”, añadió Adhanom.

No se refería el director de a OMS solo a los países ricos, como la UE, que ha comprometido 2.000 millones de dosis de vacunas con diversos fabricantes para una población de 450 millones de personas, ni a Estados Unidos, que ha hecho algo parecido. También a algunos de los 190 países acogidos a la Covax, el mecanismo conjunto de la OMS y la Iniciativa Mundial para las Vacunas y la Inmunización (GAVI) para asegurar que los países sin recursos no se queden fuera de los avances científicos en la lucha contra la covid.

La actitud de algunos países “pueden llevar a que suban los precios [de las vacunas], lo que hará que los países más pobres no las obtengan”, dijo. “No puede haber países que no accedan a las vacunas porque otros las acaparan. El tiempo de distribuir las vacunas de una manera equitativa es ahora”, insistió.