Italia vuelve a niveles récord de contagio por coronavirus, y Francia adopta nuevas restricciones

 El número de casos confirmados de coronavirus en Italia alcanzó el domingo un récord de 11.705 en las últimas 24 horas.

Se están realizando muchas más pruebas que durante el pico de marzo-abril, cuando solo se hacían las pruebas a los muy enfermos, pero los médicos han advertido que el virus nuevamente está infectando a los pacientes más vulnerables y los hospitales están cada vez más bajo estrés.

Un total de 750 pacientes fueron atendidos en cuidados intensivos el domingo, 45 más que el día anterior, mientras que más de 7.000 personas fueron hospitalizadas, según estadísticas del Ministerio de Salud.

La presión era especialmente aguda en Lombardía, donde se llenaron 110 camas de UCI y más de 1.000 pacientes con COVID-19 fueron hospitalizados. Italia ha registrado un total de 36.543 muertes.

Se espera que el gobierno anuncie restricciones adicionales, luego de ordenar el uso obligatorio de máscaras al aire libre, prohibir los deportes casuales y ordenar el cierre de bares y restaurantes a la medianoche en un intento por detener el contagio.

En tanto en Francia, tambien se anunciaron nuevas medidas por el aumento de casos y contagios.

Las calles de París y otras ocho ciudades francesas quedaron desiertas la noche del sabado en el primer toque de queda ordenado por el gobierno a partir de las 9 p.m. y que durará al menos cuatro semanas para frenar una segunda ola del coronavirus.

La medida fue anunciada por el presidente Emmanuel Macron mientras las nuevas infecciones superaron las 30.000 por día. Macron dijo que los toques de queda eran necesarios para evitar que los hospitales sean desbordados.

Unas 20 millones de personas estarán bajo el toque de queda. También se observaron escenas inquietantemente desiertas en Marsella, Lyon, Lille y Toulouse. El toque de queda se extiende hasta las 6 a.m. todos los días. El gobierno desplegó 12.000 policías adicionales para hacer cumplir las nuevas reglas.