Incesante llegada de niños y adolescentes migrantes no acompañados: alojarán a miles en un centro de convenciones

El gobierno de Estados Unidos planea usar un centro de convenciones en el centro de Dallas para alojar a cerca de 3.000 adolescentes inmigrantes, debido a la escasez de espacio disponible generada por un aumento en las llegadas de niños migrantes no acompañados a la frontera, lo cual ha abrumado al sistema de inmigración.

Las autoridades estadounidenses registraron en febrero más de 100.000 encuentros con personas que cruzaron la frontera sin autorización, una de las mayores cifras en mucho tiempo. El aumento en el flujo supone un problema para el presidente Joe Biden en un momento complicado con el Congreso —que se apresta a considerar un proyecto de ley sobre inmigración— y ha pedido la ayuda de la Cruz Roja Estadounidense.

El Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas será usado por un máximo de 90 días a partir de esta semana. Las agencias federales usarán las instalaciones para alojar a adolescentes de entre 15 y 17 años, de acuerdo a una notificación del gobierno local, que describe el sitio como un “centro de descompresión”.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) está buscando abrir instalaciones en distintas partes del país para alojar a los niños migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza, que se supone no puede mantenerlos bajo su custodia por más de tres días. La Patrulla Fronteriza actualmente los retiene por más tiempo debido a que no hay lugar en las instalaciones del HHS, un fenómeno parecido a lo que ocurrió dos años atrás.

En un campamento de carpas en Donna, Texas, a unos 265 kilómetros (165 millas) al sur de Dallas, la Patrulla Fronteriza está alojando a más de 1.000 niños y adolescentes inmigrantes, entre ellos algunos de tan sólo 4 años de edad. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *