Haití, el país más pobre del continente, no recibió aún ni una sola vacuna

Haití, el país mas pobre del continente americano, no tiene ni una sola vacuna para ofrecer a sus más de 11 millones de habitantes, un año después del inicio de la pandemia del coronavirus, y los expertos temen por el bienestar de los haitianos en medio de la violencia y la inestabilidad política que reinan en el país.

Por ahora Haití puede esperar solo 756.000 vacunas de AstraZeneca distribuidas por un programa de Naciones Unidas que hace llegar dosis a los países más necesitados. Estas dosis gratis debían llegar a más tardar en mayo, pero es previsible que se demoren porque Haití no cumplió a tiempo con requerimientos exigidos y un productor indio está dando prioridad a la demanda interna.

“Haití completó hace poco la documentación requerida para los envíos”, declaró la Alianza de Vacunas, con base en Ginebra, que administra en parte el programa de la ONU, llamado COVAX.

Haití tampoco se apuntó para un programa piloto que distribuyó vacunas, según la Organización Panamericana para la Salud. Una portavoz, no obstante, elogió otros esfuerzos de los haitianos relacionados con la pandemia, como una mejoría en la preparación de los hospitales.

Un centro de investigación estatal de derechos humanos, citado por un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, mientras tanto, dijo que el gobierno haitiano malversó más de un millón de dólares en ayuda para combatir el coronavirus. El informe acusó asimismo a funcionarios del gobierno de gastar 34 millones de dólares “de la forma más turbia”, ignorando un organismo que debe aprobar los contratos del estado.

Lauré Adrien, director general del Ministerio de Salud de Haití, atribuyó la demora en la llegada de vacunas a las suspicacias en torno a la vacuna de AstraZeneca y al temor de que el país no tenga la infraestructura necesaria para almacenar las vacunas. Agregó que su dependencia prefiere una vacuna de una sola dosis. AstraZeneca requiere dos dosis.

“No es ningún secreto que no tenemos buena capacidad para almacenar” las vacunas, expresó. “Queremos asegurarnos de que tenemos todo bajo control antes de recibir las vacunas”, dijo.

El contraste entre naciones ricas y pobres es muy grande a la hora de contar con vacunas. Estados Unidos supera en estos momentos los 100 millones de vacunas suministradas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *