Gobierno de Estados Unidos presenta una demanda contra Google por monopolio

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Google este martes por abusar de su posición dominante en las búsquedas online, sofocar la competencia y perjudicar a los consumidores.

La demanda es la medida más significativa del gobierno estadounidense en defensa de la competencia desde el caso contra Microsoft hace más de 20 años. Y podría marcar el inicio de una serie de medidas antimonopolio del gobierno contra otros gigantes como Apple, Amazon y Facebook, dadas las investigaciones en curso tanto en Justicia como en la Comisión Federal de Comercio.

“Google es la entrada al internet y un titán de la búsqueda publicitaria”, dijo el vicesecretario de Justicia, Teff Rosen, a la prensa. “Ha mantenido su poder monopólico mediante prácticas de exclusión perjudiciales de la competencia”.

Los casos antimonopolio en la industria tecnológica deben desarrollarse rápidamente, caso contrario “podríamos perder la próxima ola de innovación”, acotó.

Desde hace años, legisladores y defensores del consumidor acusan a Google —cuya empresa matriz Alphabet Inc. tiene un valor de mercado por encima de 1 billón de dólares— de abusar de su posición dominante en las búsquedas online y la publicidad para sofocar la competencia y aumentar sus ganancias. Los detractores dicen que las multas multimillonarias y los cambios obligados a las prácticas de Google impuestos por los reguladores europeos no fueron lo suficientemente graves y que se requieren cambios estructurales para que el gigante tecnológico modifique su conducta.

Google respondió inmediatamente por medio de un tuit: “La demanda de hoy del Departamento de Justicia es profundamente defectuosa. La gente usa Google porque opta por ello, no porque está obligada o no puede encontrar alternativas”.

La demanda presentada en una corte federal en Washington acusa, entre otros puntos, a Google de utilizar miles de millones de dólares recaudados de la publicidad para pagar a fabricantes de teléfonos para asegurarse de ser el buscador por default en los navegadores. (Con información de Associated Press).