Florida recibe millones en ayuda federal para tener “escuelas completamente abiertas” en próximo ciclo escolar


Después de semanas de incertidumbre sobre el próximo ciclo escolar y las posibilidades ciertas de que las escuelas puedan volver a dar clases, el gobernador de Florida Ron DeSantis y el comisionado de Educación, Richard Corcoran, anunciaron la inversión de cientos de millones de dólares federales para fortalecer y reabrir las escuelas públicas que han estado cerradas durante meses.

“El mensaje debe ser fuerte y claro”, dijo Corcoran. “Queremos que las escuelas abran completamente en otoño, porque no hay mejor manera de educar a nuestros hijos que tener al maestro frente al  niño”.

Corcoran hizo referencia a los desafíos que enfrentaron las familias para terminar la escuela en casa durante varios meses a causa de la pandemia de COVID-19. Los estudiantes de Florida pasaron a la educación a distancia a mediados de marzo y han tenido dificultades para hacer la transición al aprendizaje en casa.

DeSantis describió iniciativas para impulsar el aprendizaje de los estudiantes, desde mejorar la alfabetización, a cerrar la brecha en el rendimiento académico entre estudiantes blancos y de las minorías, hasta el lanzamiento de programas de verano para niños con deficiencias en lectura.

Además, hasta $ 8 millones irían a unos 200.000 estudiantes para tomar los exámenes de ingreso a la universidad, ACT o SAT, sin cargo durante el año escolar 2020-21.

El dinero provino de la Ley federal “CARES” aprobada por el Congreso.

Las iniciativas están destinadas en parte a ayudar a los estudiantes a ponerse al día en sus estudios después de las dificultades del aprendizaje remoto en casa. La pérdida del tiempo de instrucción afecta particularmente a los estudiantes de bajos ingresos, minoritarios y con necesidades especiales.

Una “recuperación de verano” de $ 64 millones, por ejemplo, incluiría apuntar a estudiantes con necesidades académicas significativas, con 4 a 6 semanas de “aprendizaje cara a cara en los campus escolares de julio a agosto”.

Las iniciativas también incluyen $ 55 millones para instalaciones de cuidado infantil y $ 21 millones para “transición exitosa al jardín de infantes”, que incluiría programas de verano para jóvenes estudiantes con dificultades.

Escuelas en Key Biscayne intentan prepararse para reabrir. Key Biscayne Presbyterian School planea abrir sus puertas el 26 de agosto, dijo su directora Anne Rothe.

“Estamos evaluando la apertura y estaremos preparados para compartir más planes y detalles para finales de julio”, dijo.

Actualmente, la escuela ofrece clases de verano para niños de 2 a 7 años, con ocho niños y dos adultos en cada clase.

Key Biscayne Community Church Day School también planea dar la bienvenida a los estudiantes en el otoño. Las puertas se abren el 31 de agosto.

“Estamos esperando que los CDC nos digan qué podemos hacer”, dijo Diane Cellura, directora de la escuela. “Estamos siguiendo las reglas y regulaciones de los CDC. No nos han dicho mucho”.

La escuela, que ofrece instrucción a niños hasta la edad pre-K4, generalmente tiene hasta 20 estudiantes por clase. Según las nuevas regulaciones, ese número podría caer a nueve, y solo a cuatro en la clase de niños que ya caminan.