Estados Unidos tuvo una de las jornadas más mortíferas de su historia con más de 4000 fallecidos en un día por Coronavirus

En una de las jornadas más mortíferas de su historia, Estados Unidos superó las 4.000 muertes diarias de coronavirus por primera vez, un agravamiento de la enfermedad que se anunciaba luego de los viajes y las reuniones familiares de las fiestas de fin de año, además del mayor tiempo en interiores durante los meses de invierno.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins disponible el viernes, 4.085 personas murieron por COVID-19 del jueves al viernes. Además, se registraron 275.000 casos nuevos de la enfermedad el mismo día.

Se han registrado altos picos de contagio y muertes en California, Arizona, Texas y Florida. Esos cuatro estados tuvieron una combinación de casi 1.500 muertes y 80.000 casos el jueves, cifras comparables a los totales nacionales de octubre. El total de muertes por coronavirus en Estados Unidos supera las 365.000 personas.

El jueves fue uno de los días más mortíferos de la historia de Estados Unidos, con cifras que sobrepasan los casi 3.000 muertos del 11 de septiembre de 2001 y el total de 3.900 del Día D y Pearl Harbor juntos.

El Día D fue el día en que los Aliados invadieron Normandía, el 6 de junio de 1944, marcando el inicio de una ofensiva militar que cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

Muchos hospitales en Los Ángeles y otras zonas más afectadas luchaban por mantenerse al día y advirtieron que es posible que necesiten racionar la atención a medida que disminuyen las camas de cuidados intensivos.