Concluye una elección histórica en Estados Unidos con la incógnita de si habrá un ganador o se abre una disputa por el resultado

Los votantes estadounidenses acudieron el martes en grandes números a las urnas para elegir entre el presidente Donald Trump y su rival demócrata Joe Biden, en unas elecciones históricas por la amenaza del Coronavirus y cuyos resultados pueden demorarse por todo tipo de circunstancias.

Mientras algunos estados comenzaban a a cerrar sus mesas de votaciones, la disputa continuaba en otros, en una contienda por la presidencia de Estados Unidos que aparece como una de las más litigadas que se recuerde, con un resultado final que deja muchos interrogantes a esta hora.

Un juez federal de Washington, D.C., ha ordenado a los inspectores del Servicio Postal de Estados Unidos que busquen en más de dos docenas de instalaciones de procesamiento de correo las boletas de votación que aún estén pendientes y que sean enviadas de inmediato.

La orden, que incluye centros en Pensilvania, Filadelfia, Detroit, Atlanta, el sur de Florida y partes de Wisconsin, se produce después de los retrasos en la entrega previos a las elecciones y entre temores de que la agencia no podría entregar las boletas a tiempo. El servicio en algunas zonas electoralmente reñidas está muy retrasado, según los datos postales.

Los candidatos y partidos han reclutado abogados prominentes con vínculos con las administraciones demócrata y republicana en caso de que un litigio ocurra si un margen estrecho en un estado se convierte en la diferencia entre otros cuatro años para Trump o una nueva administración de Joe Biden.

Ambas partes han reclutado equipos legales para prepararse para el caso de que la votación no resuelva la contienda. En estas elecciones parece haber altas probabilidades de que se produzcan peleas legales y sólo un claro resultado definitivo probablemente las evite.

Ya se han presentado unas 300 demandas por las elecciones en docenas de estados de todo el país, muchas de las cuales involucran cambios en los procedimientos normales debido a la pandemia de coronavirus, que ha causado la muerte a más de 230.000 personas en Estados Unidos y ha enfermado a más de 9 millones. Se produjeron batallas legales por la verificación de firmas, cajas electorales y sobres secretos.