Congreso logra el acuerdo para paquete de ayuda económica: $600 dólares para personas y asistencia financiera a empresas

Los principales negociadores del Capitolio concretaron finalmente el domingo un acuerdo sobre un paquete de ayuda por casi un billón de dólares para contrarrestar los efectos económicos del COVID-19, finalmente proporcionando asistencia a individuos y empresas, y asignando dinero para la distribución de las ansiadas vacunas.

El acuerdo, anunciado por líderes en el Senado, establecería pagos directos de estímulo de 600 dólares a la mayoría de los estadounidenses y un subsidio temporal adicional por desempleo de 300 dólares semanales, al igual que una nueva ronda de subsidios para las empresas duramente afectadas, dinero para las escuelas, para los proveedores de servicios de salud y para inquilinos que enfrentan deshaucio.

Se alcanzó tras meses de disputas y ensayos. La dinámica de las negociaciones dio un giro en favor de los republicanos luego de las elecciones y conforme se acercaba el fin del período de sesiones del Congreso. El presidente electo Joe Biden estaba ansioso de que se concretara un acuerdo para entregar la largamente esperada ayuda a la gente que sufre los estragos del coronavirus y para impulsar la economía, aunque era menos de la mitad de lo que los demócratas querían.

Los líderes de la Cámara de Representantes informaron a los legisladores que someterían la propuesta a votación el lunes, y es probable que el Senado también lo haga ese día. Los legisladores están ansiosos de irse de Washington y concluir sus labores en un año tumultuoso.

“Habrá otro paquete de rescate de gran tamaño para el pueblo estadounidense”, dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, al anunciar el acuerdo para un proyecto de ley de ayuda que sumaría casi 900.000 millones de dólares. “Está lleno de políticas específicas para ayudar a los estadounidenses sumidos en problemas que ya han aguardado demasiado”.