Bal Harbour Shops pide desalojo de Saks Fifth Avenue, después de cuatro décadas de alojar a la marca

El lujoso centro comercial de Bal Harbour, uno de los más exclusivos en Estados Unidos, pidió el desalojo de la tienda Saks Fifth Avenue por impago de la renta e impuestos de propiedad por una suma cercana a US$2 millones, informaron medios locales.

El propietario de Bal Harbour Shops, Whitman Family Development, interpuso la demanda de desalojo ante un tribunal del condado tras más de cuatro décadas de relación, en la que esta conocida tienda minorista ayudó a posicionar el centro comercial como uno de los más exclusivos del sur de Florida.

El sureste de Florida, donde está esta tienda de Saks, ha sido el foco de la pandemia del COVID-19 en el estado, en el que cientos de miles de personas se enfrentan a desalojos a partir del próximo martes, cuando expira la moratoria autorizada por el Gobierno de Ron DeSantis.

Casi uno de cada cinco (21%) de inquilinos en la Florida ya está atrasado en el pago de la renta, informó este viernes el Centro de Prioridades Políticas y Presupuestarias.

En el caso de Saks, la tienda no ha pagado el porcentaje del alquiler de febrero, marzo y abril, que se calcula de las ventas netas de los grandes almacenes, y tampoco los impuestos inmobiliarios de 2019, segun la publicación de bienes raíces The Real Deal, que tuvo acceso a la demanda.

Los propietarios de la tienda buscan además que Saks devuelva una parte de un anticipo de unos US$18 millones que le proporcionó al minorista nacional para renovar su tienda por departamentos.

El desplome del turismo, motor de la economía de Florida, ha golpeado duro a los centros comerciales y a las tiendas de grandes marcas, que reciben pocos visitantes y muestran escaso nuevo surtido.