Trump llega a Rio con cinco torres, a tiempo para las Olimpíadas


El magnate estadounidense del real estate Donald Trump hace su primera incursión en Brasil con las Trump Towers Rio, un complejo de cinco torres de oficinas que será el más grande y moderno de la Cidade Maravilhosa y que quiere lucir a tiempo para las Olimpíadas 2016.
Las torres de 38 pisos serán construidas en Porto Maravilha, la zona portuaria de la ciudad que en estos momentos está siendo revitalizada para los dos grandes eventos deportivos que vivirá Brasil: el Mundial de Futbol en 2014 y los Olimpíadas, dos años después. El area recibe millonaras inversiones en mejoras por US$10.000 millones, que incluyen un nuevo servicio de tren.
La construcción del inmenso centro empresarial, de 450.000 metros cuadrados y que tendrá un costo total de 2.500 millones de dólares, estará a cargo de MPR Internacional junto a Even Construtora e Incorporadora SA, y la firma financiera Salamanca Group. El conglomerado de empresas obtuvo la licencia para llevar la marca Trump a Rio.
Las obras para el Trump Towers Rio proyectan iniciarse en los pròximos meses y pese a que Brasil atraviesa la mayor caída en el mercado de oficinas en una década, los desarrolladoras esperan que para cuando el complejo esté terminado la situación habrá mejorado, el país estará en medio de un gran crecimiento económico y habrá una fuerte demanda de espacios de alta gama para las más importantes compañías del país.
Trump es representado en Brasil por su hijo Donald Trump Jr. El joven Trump se ha estado reuniendo con funcionarios del gobierno y potenciales inquilinos, y señala que la marca de su padre tiene “mucho peso” en América Latina.
La tasa de crecimiento de Brasil ascendió a 7,5% en 2010 pero ese ritmo se ha desacelerado en los dos últimos años. En 2012, el Producto Interno Bruto del país creció solo 0,9%. Este año, las proyecciones apuntan hacia un 2,8%.

Comente sobre esta nota