Tendencia a la baja de casos en Florida permite ser optimista sobre reapertura económica. Miami Beach, un punto crítico, prepara su plan

El gobernador Ron DeSantis confirmó que el sur de la Florida llegó a los 14 días consecutivos con una curva descendente de casos de coronavirus, una tendencia que permite ser optimista para avanzar con un plan de recuperación de las actividades económicas en el estado. Sin embargo, la continuidad de las restricciones deberá ser adecuada a la problemática que afronta cada ciudad. Para el caso de Miami, donde se concentra la mayor cantidad de infectados en Florida los avances serán mas lentos.

En Miami Beach, el punto de mayor turismo y donde los controles son complejos, se prepara la apertura a fin de mes de 1.600 restaurantes y negocios.

El plan de reapertura económica en Miami Beach espera una aprobación final por parte del Consejo Deliberante de la ciudad. En su primera etapa,  comenzaría el 20 de mayo y se abrirían 602 locales comerciales, 18 museos y 141 barberías, peluquerías y salones de belleza.

En la segunda etapa, a partir del 27 de mayo, se abrirían más de 850 restaurantes y bares. Para cumplir con las recomendaciones de aislamiento social, algunas calles serán cerradas para permitir que los locales gastronómicos desplieguen mesas afuera, respetando las distancias.

El plan requiere a los restaurantes operar a sólo el 25% de su capacidad y no prevé aún la apertura de las playas, el sitio mas concurrido en Miami Beach.

Florida tiene este jueves un total de 42.402 personas que dieron positivo a las pruebas de coronavirus, y 1.829 muertos a causa del virus.