Por qué las propiedades en Key Biscayne perdieron valor mientras en otros sitios aumentan?

Por Barry Goldmeier

Desde 2017, Key Biscayne ha perdido casi el 5% en las valuaciones de sus propiedades, lo que equivale a una disminución neta de aproximadamente $400 millones en el valor tasado, después de tener en cuenta las nuevas construcciones, basadas en una tasa impositiva municipal de 3.1 millones.

Esto ha reducido los ingresos fiscales anuales de nuestro gobierno local en unos $ 600,000. Al mismo tiempo, los valores de las propiedades en el condado de Miami-Dade en su conjunto han aumentado en un 5.4%, lo que hace que Key Biscayne sea un caso atípico como el único municipio que ha perdido valor en los últimos 2 años.

La disminución en el valor de las propiedades en Key Biscayne contrasta marcadamente con la base impositiva en otras comunidades ricas. Por ejemplo, durante el mismo período de dos años en el que Key Biscayne bajó en un 5%, los valores de las propiedades aumentaron en Miami Beach en un 6.4%, en Coral Gables en un 7%, en Bal Harbour en un 2.9%, en Bay Harbor Islands en un 26.7%, en Pinecrest en un 4,3% y en Palmetto Bay en un 7,9%. Estos números, tomados de los registros del condado, se han ajustado eliminando el valor de las nuevas construcciones para obtener una comparación justa.

¿Por qué Key Biscayne es el único municipio en nuestro condado que experimenta valores de propiedad que se hunden? No es porque Key Biscayne no sea atractivo. Por el contrario, esta es una excelente comunidad en un hermoso entorno. Más bien, se puede argumentar que nuestros valores han bajado porque nuestro mercado inmobiliario local se ha vuelto demasiado dependiente de los compradores de propiedades de países cuyas economías han sufrido y cuyas monedas se han depreciado, en muchos casos sustancialmente.

Si nuestro Village funcionara como un negocio y sus ingresos estuvieran decreciendo, apuntaríamos a mercados nuevos y más rentables con compradores potenciales más prósperos. De esta forma, los compradores se estabilizarían y darían nuevo impulso a los valores inmobiliarios locales, lo que aumentaría la base impositiva en el proceso. Key Biscayne naturalmente atraería al mismo tipo de compradores que se han sentido atraídos por Miami Beach, Bal Harbour, Bay Harbor y otras comunidades, en Miami-Dade, Broward y Palm Beach. Las oportunidades perdidas se ven sin duda agravadas por la gran afluencia de familias del noreste que buscan mudarse a Florida para escapar de las cargas fiscales estatales y locales resultantes de la Ley de Reforma Fiscal de 2018.

En la última reunión del consejo deliberante, sugerí que la Ciudad debería comenzar el proceso de pulir nuestra marca local y restaurar los valores de nuestras propiedades contribuyendo con $ 50,000 a la Cámara de Comercio para relaciones públicas y mercadeo. Si tiene éxito, la inversión produciría dividendos duraderos, reponiendo nuestra base impositiva y con suerte catalizando un mercado local vibrante, agregando valor a nuestra comunidad en el futuro.