Policía de Inmigración de Estados Unidos suspende redadas por crisis del coronavirus

La policía de inmigración de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ha anunciado que suspende la mayoría de las detenciones de inmigrantes irregulares debido a la situación de alarma provocada por el avance del coronavirus. Hasta principios de marzo, seguían realizando redadas y detenciones en las grandes ciudades, de acuerdo con el criterio del Gobierno de Donald Trump de deportar a la mayor cantidad de gente posible. El cambio de criterio es “temporal”, aclara el cuerpo policial.

A partir de ahora, ICE “se centrará en peligros para la salud pública e individuos que tengan órdenes de detención basadas en delitos”. “Para aquellos individuos que no entran en estas categorías, se ejercerá la discreción para posponer las detenciones hasta que pase la crisis, o se utilizarán alternativas a la detención según convenga”, dice el comunicado de la agencia.
Entre los ejemplos que cita de individuos que suponen un riesgo para el público y la seguridad nacional, ICE cita aquellos relacionados con delitos de explotación de menores, tráfico de personas o de drogas y actividad de bandas o terroristas. El punto más relevante del anuncio es que la policía no realizará detenciones ni en el interior ni cerca de servicios sanitarios como clínicas, hospitales o consultas de médicos. “La gente no debería evitar el cuidado médico por miedo a la actividad policial de inmigración”.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *