Actualidad

Madonna fue Reina en Miami

 Por Gabriela Herbel

Madonna arrancó su show MDNA en Miami como es su costumbre: sexy como siempre y con toda la energía posible sobre el escenario. Mezcló sus éxitos de las últimas tres décadas con melodías de su nuevo álbum. Y en minutos logró hacer delirar a miles de personas que esperaron casi tres horas que la reina del pop apareciera en el American Airlines Arena.

Sorprendió en varios momentos. Primero con una larga intervención a favor de la paz en Medio Oriente. Y luego con la aparición de Rocco, su pequeño hijo con Guy Ritchie.

El niño de 11 años mostró sus dotes de bailarín e interpretó canciones de su madre. Se lo veía disfrutar al máximo el concierto y demostró que corre música en su sangre.

El pequeño hizo una primera aparición interpretando a un dj, con ropa brillante y unos enormes auriculares. Después como un encapuchado. Y más tarde como un monje. Se lo veía feliz y su madre estaba encantada de tenerlo en el escenario junto a ella.

Y show se inauguró con “Girl Gone Wild” ante un enorme incensario que era balanceado por bailarines vestidos de monjes mientras sonaban rezos en hebreo ante una gran cruz.

De esa escena pacífica al otro extremo. Con “Gang Bang” y “Revolver” llegaron los temas marchosos de la noche, acompañados de una performance de violencia donde la artista “lucha” contra bailarines armados y se representan escenas sangrientas.

Enseguido llegaron clásicos como “Express yourself”  y “Papa don’t preach”, mientras todo el mundo bailaba, al igual que durante gran parte del repertorio que duró dos horas, con 20 de sus éxitos.

Tomó la guitarra para entonar “Turn up the radio”. Y allí fue cuando Madonna paró para hablar sobre la paz: “Elegí empezar mi gira mundial en Israel por una razón muy especial y específica. Todos los conflictos que ha habido desde hace miles de años en Medio Oriente tienen que acabar. Todos somos seres humanos, seamos judíos, cristianos, musulmanes, budistas, ateos, homosexuales, heterosexuales. Todos queremos amar y ser amados”, comenzó.

“Es fácil decir ‘quiero la paz en el mundo’, pero otra cosa es hacerlo. Si logramos pasar por encima de nuestros países y nuestras religiones y tratar a todos los seres humanos a nuestro alrededor con dignidad y respeto, estaremos en el camino de la paz. Empiecen hoy, todos y cada uno de ustedes. Ustedes son el futuro. Y si hay paz en Medio Oriente puede haberla en todo el mundo. Por favor, recuérdenlo”, pidió la diva del pop  antes de volver a iluminar la noche con su show.

A sus 54 años, Madonna se cambió hasta 7 veces de vestuario para emular a Juana de Arco o disfrazarse de porrista gracias a firmas como Jean Paul Gaultier y Jeremy Scott. Rozó a través de su performance el límite entre lo profano y lo divino, entre el judaísmo y el cristianismo, a la vez que se entrelazaban sus temas en una mezcla de cine, música y coreografía. Un video durante “Give me all your Luvin” mostró algunas intervenciones de raps a cargo de Nicki Minaj, y le dio una dosis de vanguardia.

El escenario, con dos grandes pantallas, tenía una sección en forma de diamante que le permitía acercarse a sus fans y hasta lanzarles la camisa para quedarse en ropa interior y entonar de rodillas una bonita versión en balada de “Like a Virgin”, sólo con voz y piano. Esta perla de los 80, fue interpretada con aire muy íntimo y acompañamiento de violín. En un momento, cumpliendo con su rol, un bailarín envolvió a Madonna en un corset negro y fue levantada en el aire por otros cuatro, para luego bajarla a una plataforma como si fuera introducida en un volcán, una especie de virgen a punto de ser sacrificada.

Madonna hizo bailar durante dos días al mundo terrenal y celestial en el Arena, incluyendo a Emilio y Gloria Estefan que presenciaron el espectáculo desde la primera fila. Esta gira mundial MDNA Tour es la más larga de su carrera, incluye 90 representaciones y concluye el 22 de diciembre en Córdoba, Argentina.

Se pueden decir muchas cosas de Madonna, pero algo innegable es su capacidad de reinventarse y mantenerse vigente a lo largo de su extensa carrera, y hacer de cada uno de sus shows algo único e imborrable.

FOTOS: Gabriela Herbel. Click para ampliar.

    Print       Email

Gente & Estilos

4ta Peregrinacion Familiar a la Ermita de la Caridad

El sábado 8 de Noviembre (Dia de la Inmaculada Concepción de[...]

Leer mas >

Life & Arts

Miami se prepara para disfrutar una semana de la exhibicion Art Basel y sus muestras satelites

--POR VERONICA ALTER Miami se inunda de arte con la llega[...]

Leer mas >

Breves Internacionales