Lentos avances y amenazas de retroceso mientras en todo el mundo se intenta salir de la cuarentena y poner países en marcha

La decisión de levantar poco a poco las restricciones impuestas para detener la pandemia de coronavirus y abrir las economías es un paso muy complejo que países de todo el mundo intentan dar por estas horas con resultados variados, avances y retrocesos.  

Francia verá hoy a jóvenes estudiantes regresar a la escuela. España está flexibilizando las medidas, pero no en Madrid o Barcelona. La red de trenes de India, una de las más grandes del mundo, reiniciará gradualmente las operaciones el martes en medio de un fuerte aumento de las infecciones. Mientras tanto, Rusia también está viendo un aumento preocupante en los contagios diarios y está limitando las actividades.

En Gran Bretaña, que sufrió la segunda peor cifra de muertes, solo detrás de Estados Unidos, el primer ministro Boris Johnson anuncia una moderada reducción de las restricciones como parte de un plan para ir abriendo la economía mientras se mantiene un bloqueo general.

Varios casos nuevos en Corea del Sur y China ponen de relieve la dificultad de intentar reabrir las economías sin reactivar los brotes del virus. En la región de Seúl se ordenó a los nightclubs nocturnos que cerraran nuevamente después de que ocurrieran docenas de casos entre los asistentes a esos lugares. Los funcionarios de salud estaban tratando de localizar a miles de personas que fueron a los clubes recientemente. Mientras tanto, la amenaza no cede desde China: la ciudad de Wuhan, el epicentro original del virus, reportó cinco nuevos casos.