Key Biscayne y el Miami Open en retroceso por falta de mejoras

miami open wide view

Los rumores respecto a una posible futura partida de Key Biscayne del Miami Open han seguido rodando los ultimos dias. El asunto fue reiteradamente comentado por varios jugadores que participaron del certamen y que no descartan que esto pueda ocurrir en un futuro cercano.
El hecho sin duda preocupa en la isla, ya que el torneo que se juega desde hace mas de tres decadas en Key Biscayne, beneficia en buena medida al comercio y al mercado de real estate. Unas 300.000 personas llegan a Key Biscayne en las dos semanas del torneo, y la ciudad obtiene una gran promocion mediatica en todo el mundo.

Sin embargo, la realidad muestra que frente al avance de otros torneos el Masters de Miami ha quedado atrás.
El fracaso de un plan para mejorar el complejo del Crandon Tennis Center ha causado que el Miami Open declinara en prestigio, causando dudas sobre su futuro.
“Cuando llegué aquí por primera vez, era el certamen más grande después de los Grand Slams”, comentó el veterano veterano Tommy Haas, que jugó por última vez la semana pasada. “Desafortunadamente, el torneo en Key Biscayne no ha sido capaz de crecer,” comento.
Al margen de los Grand Slams, el evento más importante del tenis ya no esta en Miami sino en Indian Wells, donde Haas es el director del torneo al terminar una carrera tras 22 años.
El Miami Open todavía atrae a la mayoría de los mejores jugadores del mundo, pero el futuro del evento ha estado en cuestión desde una decisión de la corte de apelaciones de 2015 que impide mejoras en las instalaciones.
Se ha especulado durante más de un año que el torneo podría reubicarse, con sitios potenciales que van desde Orlando a Sudamérica o China, pero los organizadores aseguran que se quedarán en Miami y que preferirian que el certamen siga jugandose en Key Biscayne.
Para eso estaban dispuestos a realizar inversiones por $50 millones para mejorar las instalaciones.
Sin embargo, el Crandon Tennis Center es un parque publico que pertenece al condado de Miami-Dade, y los herederos de la familia que donaron las tierras se han opuesto firmemente a una mayor explotacion comercial y exigen que se limiten las construcciones. El torneo está por ello bloqueado de realizar actualizaciones planificadas.
“Creo que en este momento todo el mundo entiende que si podria moverse” de Key Biscayne, dijo Roger Federer, que ha estado viniendo al evento desde que tenía 14 años.
“La pregunta es, ¿está todo el mundo feliz con las instalaciones actuales o no?” dijo Federer.
Durante 31 años el torneo se ha celebrado en la isla. Cuando un estadio permanente se abrió en 1994, algunos anunciaron el evento como un quinto Grand Slam.
Pero ha habido pocas inversiones en la propiedad desde entonces, causando quejas crecientes de los patrocinadores y los jugadores que afirman que las instalaciones se han quedado atrás en comparación con Indian Wells y otros eventos.
Rafael Nadal, cinco veces finalista en el evento, dijo que son necesarias más canchas. Sin embargo, al español le encanta el ambiente subtropical y sabor internacional.
“El lugar es hermoso, y será genial si puede quedarse aqui”, dijo Nadal. “Lo más importante es que el torneo permanezca en Miami, ya que es una ciudad muy conocida en todo el mundo y es sumamente importante que tengamos nuestros torneos más grandes en ciudades importantes”.

Indian Wells, que se celebra en el desierto de California tambien en marzo, ha tenido grandes mejoras en los últimos años, entre ellas un estadio de 16.100 asientos calificado como el segundo más grande del mundo para el tenis con 44 palcos de gran nivel. Key Biscayne tiene un estadio de 13.800 asientos con apenas 28 palcos. Mientras que el terreno de 32 acres de Key Biscayne tiene sólo un estadio permanente, el terreno de Indian Wells que es de 54 acres incluye un segundo estadio permanente con 8.000 asientos.
“Como todo en la vida las cosas tienen que progresar, en este caso para darle a los jugadores, aficionados y patrocinadores lo que quieren. Tal vez ellos van a mover el evento en algún momento, lo cual sería triste. Este es un gran lugar. A la gente le encanta venir aquí”, dijo Tommy Haas.
Solo el tiempo y los planes de los organizadores del Miami Open, que intentan mejorar las instalaciones siguiendo los limitaciones impuestas por los propietarios del lugar, determinará si el famoso torneo permanecerá en Key Biscayne.

Otras Noticias:

Comente sobre esta nota