Key Biscayne difunde medidas preventivas ante Coronavirus

ENGLISH VERSION

Al igual que la mayoría de las comunidades con residentes que tienden a viajar internacionalmente, Key Biscayne está trabajando en estrecha colaboración con funcionarios regionales y estatales para garantizar que se distribuyan a sus ciudadanos asesorías y orientaciones sanitarias adecuadas, relativas al coronavirus.

En coordinación con la Oficina de Manejo de Emergencias del Condado de Miami-Dade y el Departamento de Salud de Florida, la Ciudad envió un comunicado que presenta medidas preventivas que las personas pueden tomar para evitar contraer la enfermedad.

Para ayudar a los residentes a mantenerse saludables, el Departamento de Bomberos emitió un comunicado que recomendaba a las personas evitar el contacto con personas enfermas.

Otras sugerencias son:

• evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar,

• no viajar mientras esté enfermo con un resfriado, gripe o fiebre,

• quedarse en casa cuando esté enfermo,

• cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable o la manga (no las manos) al toser o estornudar,

• lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos para evitar contagiar el virus a otras personas. Use un desinfectante para manos a base de alcohol, si no hay agua y jabón disponibles.

Informes de cadenas de noticias han informado sobre 490 casos fatales en China, con 12 casos confirmados de la enfermedad en los Estados Unidos: en Washington, California, Arizona, Illinois y Massachusetts.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se están llevando a cabo investigaciones sobre cómo se propaga el virus, pero se cree que es posiblemente inhalado por los pulmones, o al tocar una superficie u objeto contaminado y luego tocarse la boca, nariz u ojos.

El coronavirus se originó en Wuhan, provincia de Hubei, China. Se trata de un virus respiratorio, según los informes, vinculado de animal a persona, y de persona a persona. Los síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, y aparecen dentro de 2 días a 14 días después de la exposición.