Investigación de Harvard: el verano ayudará a detener el virus. No hay fecha para abrir playas.

Mientras se aproxima el verano, las altas temperaturas y las vacaciones escolares, muchos se preguntan cuando se abren las playas, sin embargo no hay todavía un panorama claro sobre este importante sector en nuestra ciudad.

El alcalde de Key Biscayne, Mike Davey, dijo el sábado que las playas siguen cerradas y que no hay una fecha estimada o una fecha límite para abrirlas. También las “áreas recreativas de los condominios, excepto las canchas de tenis, permanecen cerradas”, agregó Davey.

El alcalde recordó que hay muchos negocios que pueden abrir a partir del lunes, incluidas las tiendas minoristas y los restaurantes, aunque siguiendo las pautas sanitarias y de seguridad. Aquí puede encontrar un enlace a la Nueva Normalidad con las pautas del condado Miami-Dade que las empresas deben seguir. Se requiere cobertura facial en TODAS las empresas que están abiertas, no solo en restaurantes. También se requiere que las empresas evalúen a los empleados que regresan al trabajo.

Davey también dijo que la Ciudad continúa pidiéndole al estado que mantenga cerrado el Parque Estatal Bill Baggs Cape Florida hasta que el Condado de Miami-Dade abra las playas.

La relación que puede tener el clima, y el avance del verano y las altas temperaturas sobre el coronavirus, es parte de una extensa investigación reciente de la Universidad de Harvard y el MIT. Alli se analiza cómo el calor, la humedad, el sol y algunos otros factores que llegan con el verano podrían combinarse para frenar, aunque ciertamente no detener, el brote de coronavirus. “La mejor manera de pensar sobre el clima es como un factor secundario aquí”, dijo Mohammad Jalali, profesor asistente de la Facultad de Medicina de Harvard.

La base de datos reunida por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard, MIT, entre otras instituciones, analizó las condiciones climáticas, desde la temperatura y la humedad relativa hasta la precipitación, en 3.739 lugares en todo el mundo para establecer el “riesgo relativo de covid-19 debido al clima”. Descubrieron que las temperaturas promedio por encima de 77 grados Fahrenheit (25 C) están asociadas con una reducción en la transmisión del virus. Cada aumento adicional de temperatura de 1.8 grados por encima de ese nivel produjo una reducción adicional del 3.1 por ciento en el número de reproducción del virus. Sin embargo, la investigación de Harvard y el MIT encontró que la transición al clima más cálido no contendría por completo la propagación del coronavirus. Puede leer el documento técnico de Harvard y el MIT aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *