Fondos de inversión buscan oportunidades en el mercado inmobiliario español

Paseo-de-la-Castellana---MadridLas oportunidades que hasta hace poco se encontraban en distintas regiones de Estados Unidos, deprimidas tras la crisis hipotecaria, ahora están del otro lado del Atlántico, en España.
Decenas de fondos de inversión, especialmente estadounidenses, se lanzaron a la compra de todo tipo de propiedades: desde pisos a empresas inmobiliarias, según un informe del diario El País.
El fondo de inversión estadounidense HIG Capital abrió una oficina en Madrid a comienzos de 2012 para inversiones en territorio español y maneja activos por 13.000 millones.
“Intuimos lo que está sucediendo ahora”, dijo Javier Bergel, ejecutivo de la compañía. “Hoy todo el mundo busca oportunidades”, señaló.

“La actividad es espectacular. El interés por España se ha multiplicado por diez”, dijo otro agente inmobiliario.

HIG compró por 50 millones el 50% de una compañía que tiene un millar de viviendas populares en las ciudades en Andalucía, Valencia, Madrid, Murcia y Canarias. Hoy tienen aún un futuro incierto, pero HIG cree que habrá allí un buen negocio.

Desde abril, y sólo en operaciones conocidas, los fondos de inversión han puesto casi 2.000 millones de euros en inversiones inmobiliarias, indica el reporte de El País.

Además de estadounidenses llegan inversionistas mexicanos, venezolanos, rusos y chinos

En agosto, los dueños del fondo mexicano Fibra Uno compraron más de 900 oficinas del Banco de Sabadell, que ya pertenecían a un fondo estadounidense, por 300 millones.

Rafael Powley, de la consultora Jones Lang LaSalle, apunta uno de los motivos del desembarco: “En EE UU la vivienda se hundió y luego rebotó rápidamente. Hay gente que ganó mucho dinero comprando barato y piensan que (ese proceso) puede repetirse” en España.

“Los inversores van con la corriente. Si sale mal lo de España podrán decir que allí estaba todo el mundo”.

Algunos fondos han asignado una parte fija a España.
“Un cliente me llamó a principios de año y me dijo: ‘Este año me la juego y tengo 500 millones asignados para invertir en España”, dijo a El País Íñigo de Luisa, socio de Cuatrecasas, uno de los bufetes que asesora en estas operaciones.
“Este verano hemos tenido mucha actividad. No recordaba algo así desde el boom” inmobiliario español en los años 1990-2000.

Comente sobre esta nota