Actualidad

Estadio Maritimo no se detiene y mira sus futuros negocios

rsz_1rsz_stadium

FOTO: Juan Castro Olivera / Key Biscayne Portal.

rsz_1rsz_1rsz_stadium3

FOTO: Juan Castro Olivera / Key Biscayne Portal.

Seis meses después de haber rechazado una propuesta privada para restaurar el histórico Miami Marine Stadium, la ciudad de Miami está llevando adelante la obra con su propia visión y con la seguridad de que el sitio sera una buena fuente de ingresos.

El plan de reforma fue presentado por los administradores a los comisionados de la ciudad. Y en sus trazos principales establece que se conservara el historico estadio de concreto frente al mar, así como las áreas que lo rodean bajo la supervisión de la ciudad, pero se cederan las gestiones diarias a una firma privada que esté dispuesta a pagar millones por adelantado por la obtención de un contrato.
Entretanto, la ciudad continuara con sus planes para construir a un costo de $18 millones un parque con espacio para eventos en los terrenos aledanios al estadio, y buscará revitalizar toda el área al edificar un embarcadero en las aguas de la cuenca del estadio, además de levantar nuevas instalaciones marinas en Virginia Key.

En un mémorando que envió el pasado viernes, el administrador de la ciudad Daniel Alfonso escribió que el plan “podría ser útil de forma colectiva y revitalizar toda el área de lo que en la actualidad no es más que una colección de negocios moderadamente exitosos en un formidable destino y atracción turística”.

Según Alfonso, la ciudad está preparada para iniciar el proceso competitivo para buscar una firma de arquitectura e ingeniería que se encargue del diseño de la restauración del estadio, después que la comisión lo apruebe.
A los comisionados también les haría falta establecer una junta que integrarían tanto miembros nombrados como voluntarios para supervisar los terrenos, así como firmar los planes para tener una firma o un administrador que contrataría artistas y otros grupos privados con el propósito de utilizar el estadio para diversos eventos.

El costo para las renovaciones del estadio es de unos $37.8 millones, pero Alfonso dijo que espera obtener subvenciones, donaciones, créditos fiscales y la firma privada del estadio para sufragar la mitad de los gastos.

“Estoy contento de que por fin la ciudad esté dando pasos de avance”, dijo Don Worth, historiador y ex miembro del grupo Friends of Miami Marine Stadium (Amigos del Miami Marine Stadium), el cual no logró obtener apoyo para su propio plan de renovación.

El estadio, donde en otras épocas tuvieron lugar competencias de botes y espectáculos de rock, está lleno de graffitis y ha estado cerrado desde que el Huracán Andrew devastó la zona en 1992.
El grupo —que forma parte de la junta en los nuevos planes de la ciudad— durante años trató de recaudar capital para financiar la restauración del estadio. En noviembre, propuso un plan de $121 millones para renovar el estadio, construir un centro de exposiciones marinas y un dique seco para guarder embarcaciones, todo con dinero privado, además de construir un espacio al aire libre donde se celebrarían, entre otras actividades, el Show Internacional de Botes de Miami.

El plan sin licitaciones se desplomó tras quedar rodeado de escrutinio. La comisión decidió negociar directamente con la compañía matriz del Show Internacional de Botes de Miami y seguir adelante con su propio proyecto de restauración.

Por el momento, el show se celebra mediante una licencia que se renueva todos los años para de este modo evitar una exigencia de la ciudad de que los alquileres frente al mar se discutan con un referendo por el que habría que votar.

Los intentos de la ciudad han sido también infructuosos, luego que Key Biscayne demandó tanto a la ciudad como a la la compañía matriz del show de botes por los planes para celebrar el evento el Fin de Semana por el Día de los Presidentes —y posiblemente otros eventos— en un área por la que se entra y se sale de la exclusiva isla.

La actual batalla legal podría complicar los planes de la ciudad para buscar una firma privada, dadas las interrogantes que existen sobre qué tipo de eventos se celebrarían en el estadio.

Diseñado por el arquitecto cubano Hilario Candela en el año 1963 y construído sobre terrenos donados a la ciudad de Miami por la familia Matheson, el Miami Marine Stadium se convirtió en el primer estadio marino edificado con el sólo propósito de realizar carreras de lanchas y eventos artísticos en general, único en Estados Unidos.
En su inauguración estuvieron presentes el Presidente Richard Nixon, que por cierto poseía su casa de verano en Key Biscayne, Sammy Davis Jr y Tony Bennett, entre otros.
Luego del paso del huracán Andrew en 1992, la ciudad de Miami se vió forzada a cerrar el estadio al público por miedo a su colapso, aún cuando la estructura nunca se vio damnificada.
En junio de 2007 el Comisionado de la Ciudad de Miami recomendó la demolición del sitio, razón suficiente para que en febrero del siguiente año, el arquitecto Candela junto a otros colegas fundaran un grupo comunitario denominado Friends of Miami Marine Stadium (FMMS), con el objetivo de poder lograr la retención y restauración del edificio.
Como primera medida, la organización consiguió incluirlo dentro de la categoría “Histórico”, designación dada por el Consejo Ambiental y Preservación Histórica de Miami. Más tarde el estadio también fue reconocido como Obra Maestra Arquitectónica por el National Trust Historic Preservation. Y como si esto fuera poco, en el año 2009 la organización mundial Worlds Monuments Fund, dedicada a la preservación de sitios relevantes en peligro, incluyó al Miami Marine Stadium dentro de su lista, junto con las reliquias del Machu Pichu, el centro Histórico de Buenos Aires, el Viejo Jerusalén y la Sagrada Familia de Gaudí.
En julio de 2010, se aprobó un plan de reformas ideado por el arquitecto Candela y un grupo de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Miami. “Este proyecto propone mantener la estructura principal con una capacidad de 6566 asientos, rampas de acceso para personas con discapacidad y actualizarlo de acuerdo a los nuevos códigos urbanos de la ciudad”, comentó Hilario Candela en una entrevista con Key Biscayne Portal. A la vez agregó que “el nuevo estadio tendra un excelente soporte de iluminación y sonido, proyectando un nuevo escenario, provisto con la última tecnología”.

    Print       Email

Gente & Estilos

4ta Peregrinacion Familiar a la Ermita de la Caridad

El sábado 8 de Noviembre (Dia de la Inmaculada Concepción de[...]

Leer mas >

Life & Arts

“Tres Artistas, Tres Visiones”, la nueva exhibicion que presenta Commenoz Gallery

Tres Artistas, Tres Visiones, es el nombre de la nueva exhibicion que pres[...]

Leer mas >

Breves Internacionales