Conversion del sistema de aguas, una prioridad de la ciudad

La Ciudad de Key Biscayne esta dando los últimos pasos para terminar con el problema de los tanques sépticos, un asunto que se considera prioritario para proteger de contaminación a las aguas subterráneas y marítimas en Key Biscayne. Con ese objetivo a la vista, la ciudad recuerda que el 30 de Junio 2020 es la fecha limite para que toda la isla quede conectada al sistema de agua y alcantarillado de Miami-Dade. En tal sentido, la manager de la ciudad, Andrea Agha afirmo que si una propiedad se encuentra entre las que aun tienen tanques sépticos en lugar del sistema cloacal, ahora es el momento de coordinar la conexión con los servicios del Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade (WASD). Los funcionarios advierten que, si bien aun pueden faltar meses para Junio, los trabajos pueden tomar tiempo y, por lo tanto, se deben tomar medidas inmediatas. Muchos propietarios pueden haber demorado la conexión por problemas de costo, ya que deben afrontar el pago de una conversión que supera varios miles de dólares. En otros casos, puede tratarse de personas que no son residentes permanentes en la isla pues tienen propiedades de alquiler y no estan al tanto de estas fechas limite para hacer las reformas. Los propietarios “deben ser conscientes de que necesitan convertir los sistemas sépticos, y entendemos lo que eso puede llevar”, dijo Andrea Agha. “Nuestra gente ha estado trabajando en esto durante décadas y ahora es el momento”. En los sistemas sépticos, las aguas residuales drenan de los inodoros y se hunden en tanques subterráneos, desde los cuales fluyen a través de tuberías porosas en un campo de drenaje, donde la arena filtra los patógenos. Según los científicos de la Universidad de Stanford, “en los sistemas sépticos convencionales, el tratamiento de aguas residuales tiende a ser ineficiente para ciertos contaminantes. Como resultado, las aguas residuales no tratadas pueden terminar contaminando las aguas subterráneas cercanas “. Las autoridades de la ciudad de Key Biscayne han estado trabajado en estrecha colaboración con otros municipios, así como con agencias estatales y del condado, para recopilar datos y monitorear el agua, dijo la manager de la ciudad, Andrea Agha. El siguiente paso será enviar a funcionarios de la ciudad “puerta por puerta, a los domicilios donde se cree que todavía tienen los sistemas antiguos “, agregó.